Ez az oldal sütiket használ

A portál felületén sütiket (cookies) használ, vagyis a rendszer adatokat tárol az Ön böngészőjében. A sütik személyek azonosítására nem alkalmasak, szolgáltatásaink biztosításához szükségesek. Az oldal használatával Ön beleegyezik a sütik használatába.

Hírek

Auden, W. H.: La ley como el amor (Law, Like Love Spanyol nyelven)

Auden, W. H. portréja

Law, Like Love (Angol)


Law, say the gardeners, is the sun,
Law is the one
All gardeners obey
To-morrow, yesterday, to-day.

Law is the wisdom of the old,
The impotent grandfathers feebly scold;
The grandchildren put out a treble tongue,
Law is the senses of the young.

Law, says the priest with a priestly look,
Expounding to an unpriestly people,
Law is the words in my priestly book,
Law is my pulpit and my steeple.

Law, says the judge as he looks down his nose,
Speaking clearly and most severely,
Law is as I've told you before,
Law is as you know I suppose,
Law is but let me explain it once more,
Law is The Law.

Yet law-abiding scholars write:
Law is neither wrong nor right,
Law is only crimes
Punished by places and by times,
Law is the clothes men wear
Anytime, anywhere,
Law is Good morning and Good night.

Others say, Law is our Fate;
Others say, Law is our State;
Others say, others say
Law is no more,
Law has gone away.

And always the loud angry crowd,
Very angry and very loud,
Law is We,
And always the soft idiot softly Me.

If we, dear, know we know no more
Than they about the Law,
If I no more than you
Know what we should and should not do
Except that all agree
Gladly or miserably
That the Law is
And that all know this
If therefore thinking it absurd
To identify Law with some other word,
Unlike so many men
I cannot say Law is again,

No more than they can we suppress
The universal wish to guess
Or slip out of our own position
Into an unconcerned condition.

Although I can at least confine
Your vanity and mine
To stating timidly
A timid similarity,
We shall boast anyvay:
Like love I say.

Like love we don't know where or why,
Like love we can't compel or fly,
Like love we often weep,
Like love we seldom keep.



FeltöltőP. T.
Az idézet forrásahttp://www.poemhunter.com

La ley como el amor (Spanyol)

La Ley, dicen los jardineros, es el sol,

la Ley es aquello

que todos los jardineros obedecen

mañana, ayer, hoy.

 

La Leyes la sabiduría de los viejos,

rezongan lánguidos los abuelos impotentes;

los nietos sacan una lengua atiplada,

la Ley es la razón de la juventud.

 

La Ley, dice el sacerdote con mirada piadosa,

explicándose ante una congregación impía,

la Leyes las palabras en mi piadoso libro,

la Ley es mi púlpito y mi campanario.

 

La Ley, dice el juez con su mirada de menosprecio,

hablando con claridad y suma dureza,

la Ley es como ya os dije,

la Ley es como, supongo, sabéis es

la Ley, pero dejadme que os lo explique otra vez,

la Ley es La Ley.

 

Sin embargo, los eruditos cumplidores de la ley escriben:

la Ley no acierta ni se equivoca,

la Ley no es más que crímenes

castigados por lugares y épocas,

la Ley es la ropa que llevan los hombres

en cualquier momento, en cualquier lugar,

la ley es Buenos Días y Buenas Noches.

 

Otros dicen, la Ley es nuestro Destino;

otros dicen, la Leyes nuestro Estado;

otros dicen, otros dicen

la Ley ya no existe,

la Ley ha desaparecido.

 

Y siempre la muchedumbre furiosa y vociferante,

muy furiosa y muy vociferante,

la Ley somos nosotros,

y siempre el débil idiota débilmente Yo.

 

Si nosotros, cariño, sabemos que no sabemos más

que ellos sobre la Ley,

si yo no sé más que tú

qué deberíamos y no deberíamos hacer

salvo que todos aceptamos

de buen grado o por fuerza

que la Ley es

y que todos lo sabemos,

si por tanto pensando que es absurdo

identificar la Ley con otra palabra,

a diferencia de tantos hombres

no puedo decir que la Ley es otra vez,

 

no más que ellos podemos sofocar

el deseo universal de descubrir

o zafarnos de nuestra propia situación

hacia una condición indiferente.

 

Aunque al menos puedo limitar

tu vanidad y la mía

a expresar tímidamente

una tímida similitud,

alardearemos de todos modos:

como el amor, digo yo.

 

Como el amor que no sabemos dónde o por qué,

como el amor que no podemos imponer ni abandonar,

como el amor que a menudo lloramos,

como el amor que rara vez conservamos.

 



FeltöltőP. T.
Az idézet forrásahttp://amediavoz.com

Kapcsolódó videók


minimap